Así lo aseguró la abogada feminista, Soledad Deza, quién explicó que una sentencia no deroga una ley y el fallo solo tiene efectos entre Negre de Alonso y su marido.

Soledad Deza, abogada feminista y presidenta de la organización Mujeres x Mujeres, aclaró en una serie de tuits que realizó la mañana de este domingo que la ley 27610 está vigente en San Luis. “En Argentina, por como funciona nuestro control de constitucionalidad, una sentencia no puede derogar una ley y esta bueno saber que no es lo mismo chicha que limonada”.

El viernes la Jueza laboral María Eugenia Bona resolvió la inconstitucionalidad de la ley 27610, pero “Esta sentencia sólo tiene efectos entre la parte actora (Negre y su esposo Alonso) y el Gobierno de San Luis. No tiene efectos expansivos hacia personas que no participen del juicio”, indicó.

Y agregó: “La Jueza Laboral y Provincial (si, jueza incompetente) Bona lo sabe, por eso no prohíbe en el territorio de San Luis la realización de la práctica como le pide Negre y su esposo Alonso. Claro, una cosa es hacer un favor político y otra es hacer un papelón quizás pensó la Jueza”.



Explicó que es distinto es el caso de Chaco, donde se resolvió cautelarmente (esto es hasta tanto se dicte sentencia definitiva) suspender la vigencia de la 27610. Esa decisión -ahora revocada- fue expresa, nunca puede ser implícita. Menos en una acción declarativa de certeza.

“Y esto se entiende aún más claro si pensamos en el corralito o en los cuestionamientos de un tributo: quienes plantean la inconstitucionalidad logran no les apliquen ese tributo, quienes lograron en sus propios juicios la inconstitucionalidad del corralito no derogaron la ley. Más allá del efecto simbólico de estos fallos cachivaches en el marco de una judicializacion conservadora de la soberanía sexual, esta bueno separar la paja del trigo y saber que no es lo mismo chicha que limonada”, concluyó.