Naciones Unidas advirtió en un informe publicado por expertxs que para alrededor de 2030, diez años antes de lo estimado, se puede alcanzar el umbral de +1,5 ºC, lo que supone consecuencias irreversibles como la subida del nivel del mar, olas de calor, inundaciones y otros eventos extremos aumentarán de forma “sin precedentes”

El calentamiento global es peor y más rápido de lo temido.

La ONU considera “inequívoco” que la humanidad “calentó la atmósfera, el océano y la tierra” hasta un punto que trae riesgos de desastres “sin precedentes”.

A menos de tres meses de la cumbre del clima COP26 en Glasgow, Reino Unido, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) responsabilizó al ser humano por estas alteraciones y advirtió que no hay otra opción que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el documento dado a conocer este lunes, ocho años después del anterior -que data de 2013- un total de 234 científicos de 195 países participantes coinciden en que, a menos que haya reducciones inmediatas y a gran escala en las emisiones de gases de efecto invernadero, limitar el calentamiento a cerca de 1,5°C o incluso 2°C, ya no será posible.

Los dos objetivos del Acuerdo de París firmado en 2015 son limitar el aumento del calentamiento global inducido por el hombre a un nivel muy inferior a 2℃, y “proseguir los esfuerzos” para limitar el calentamiento a 1,5℃.

Las inundaciones en China son un fenómeno que se repite cada vez con mayor asiduidad.
Las inundaciones en China son un fenómeno que se repite cada vez con mayor asiduidad.



El planeta ya alcanzó los +1,1 ºC y empieza a constatar sus consecuencias: fuegos que arrasan el oeste de Estados Unidos, Grecia o Turquía, diluvios que inundan Alemania o China, termómetros que rozan los 50 ºC en Canadá.

El estudio agrega que el incremento de la temperatura seguirá al menos hasta mediados de este siglo pase lo que pase y que a partir de 2050 las cosas pueden complicarse aún más.



“Este informe debería causar escalofríos a quien lo leyera (…) Muestra dónde estamos y adónde vamos con el cambio climático: hacia un hoyo que seguimos cavando”, comenta el climatólogo Dave Reay.

“Estabilizar el clima precisará de una reducción fuerte, rápida y sostenida de las emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar la neutralidad de carbono”, insiste Panmao Zhai, copresidenta del grupo de expertos que elaboró la primera parte de esta evaluación del IPCC.


“Este informe debe poner fin al carbón y las energías fósiles antes que destruyan nuestro planeta”, reclamó Guterres.

“No hay tiempo para esperar, ni lugar para excusas”, insistió.

La Unión Europea (UE), por su parte, exhortó a actuar ya mismo.

Con la situación actual, las temperaturas aumentarían entre cuatro y cinco grados para el año 2050.
Con la situación actual, las temperaturas aumentarían entre cuatro y cinco grados para el año 2050.



La Comisión Europea, órgano ejecutivo de la UE, aseguró que “no es demasiado tarde para frenar la tendencia”.

Por ahora, sólo la mitad de gobiernos revisaron sus objetivos iniciales de reducción de emisiones.

Por primera vez, el IPCC no descarta la llegada de “puntos de inflexión”, eventos irreversibles poco probables pero de dramático impacto, como el deshielo del casquete glaciar de la Antártica o la muerte de la selva del Amazonas.

Fuente: Télam