Los felinos vivían en un vagón de tren convertido en jaula de 75 metros cuadrados hace 15 años y fueron salvados por un experto rescatista de animales salvajes. El traslado se hará luego de hacerle estudios médicos a los tigres y serán llevado al al santuario de grandes felinos LionsRock, en Johannesburgo, Sudáfrica.

Cuatro tigres de bengala serán trasladados a un santuario en Sudáfrica, luego de haber sido abandonados por un circo hace 15 años y vivir durante ese período en condiciones de hacinamiento en un vagón de tren convertido en jaula, en un campo cercano a Justo Daract.

La historia de los tigres se remonta al año 2007, cuando el dueño de un circo que pasó por Justo Daract, no pudo llevarse a un macho y a una hembra de tigre de bengala y los dejó al cuidado de un agricultor, con la promesa de que iba a volver a retirarlos pero no volvió nunca más.

Los dos tigres ahora se convirtieron en una familia de cuatro, y desde hace 15 años viven caminando de un lado a otro en un vagón convertido en jaula de 75 metros cuadrados.

El dueo de un circo los abandon en 2007 Foto Prensa

La historia llegó a oídos del veterinario egipcio Amir Khalilespecialista en animales salvajes y director de desarrollo de proyectos de la organización internacional Four Paws, que se dedica, entre otras cosas, al rescate de animales en condiciones de vida insalubres. Inmediatamente su equipo comenzaró a realizar el proceso necesario para el rescate a estos felinos.

Luciana D’Abramo, directora de Desarrollo de la organización, destacó que el trabajo se viene realizando desde hace meses en San Luis tras la invitación del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación para intervenir en el caso, además del organismo de fauna provincial.

El rescate está previsto que se lleve a cabo este viernes y para eso se dispondrá de un operativo especial que trasladará a los animales hasta Buenos Aires, para luego embarcar en un vuelo comercial a su destino final, Sudáfrica.

“En este tiempo también nos abocamos en poder enseñar a los animales a moverse en los nuevos compartimientos que se adaptó para trasladarlo y pierdan el miedo para evitar la sedación ya que los tigres son muy sensibles a los efectos de los anestésicos”, remarcó la coordinadora.

El vagn de tren convertido en jaula donde los tigres vivieron durante 15 aos Foto Prensa

Fuente: Télam