Amnistía Internacional denunció que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “no respondió el pedido de acceso a la información realizado hace dos meses” respecto a conocer en qué investigaciones se basó el Ministerio de Educación porteño “para fundamentar que el lenguaje no sexista entorpece el aprendizaje del alumnado”.

Además, la organización de derechos humanos llamó a la cartera a “responder” y “rendir cuentas” respecto a “la razonabilidad de las decisiones de la administración pública en general y, en particular, sobre las vinculadas a acceso y disfrute de los derechos humanos”, detallaron en un comunicado difundido este miércoles.

“La limitación del lenguaje inclusivo entra en colisión con la ley de identidad de género que establece que ninguna norma, reglamentación o procedimiento podrá restringir el ejercicio del derecho a la identidad de género”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina en el comunicado.